Sierras Chicas de Córdoba en estado crítico por la falta de agua

Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba

Las localidades abastecidas por el dique La Quebrada mantienen el alerta.
El problema de la falta de agua en la localidad de Salsipuedes es crítico, debido a que la escasez de lluvia redujo al límite las reservas y el municipio clausuró una cisterna por temor a que estuviera contaminada. En tanto, las poblaciones que se abastecen del dique La Quebrada continúan en estado de alerta.


La situación más crítica la sufren los vecinos que viven en la franja comprendida entre Salsipuedes y La Granja, donde cada localidad cuenta con escasos reservorios, obsoletos sistemas de distribución y falta de regímenes de micromedición.
En Salsipuedes, y en especial los de los barrios Cerro del Sol, Villa Sol, El Pueblito y algunos sectores céntricos, hace más de un mes que tienen problemas con el agua. En la mayoría de las viviendas, los tanques se abastecen con agua que proveen camiones cisternas.
Incluso el municipio debió clausurar de manera preventiva una cisterna por temor a que el agua cruda estuviera contaminada, agravando así el abastecimiento a ese sector.
Aunque desde hace varios años el problema de falta de agua es creciente, aún no se advierte el comienzo de ningún proyecto que resuelva de manera mediata la situación.
Otras localidades como El Sauce, El Manzano, sectores de Agua de Oro y barrios de La Granja también sufren la carencia de agua por la escasez del recurso en sus napas.
La Quebrada, en baja. Río Ceballos, Unquillo y Mendiolaza, que se abastecen del sistema de La Quebrada, se encuentran en estado de alerta por los niveles crecientes de consumo, la bajante del dique y el desarrollo inmobiliario que exige nuevas conexiones.
En este sentido, desde la Cooperativa de Obras de Río Ceballos se informó que por año se efectúan 500 conexiones, cifra que se viene acrecentando por el avance urbanizador.
A su vez, la falta de lluvias presentan un déficit del sistema de más de 240 milímetros este año, lo que agrava la situación del embalse que presenta una bajante de 4,30 metros, cifra preocupante para esta época en comparación con años anteriores.
Otra de las facetas críticas de la emergencia resulta de los constantes pedidos de autorización de extensiones al sistema existente en cada una de las ciudades.
Diferentes pugnan, sin resultado favorable, desde hace años por integrarse al sistema. Si se efectuaran estas conexiones, el sistema, que está al borde, entraría en colapso con la capacidad actual de producción de la planta potabilizadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s