Gioja – Greenpeace: audiencia abierta que no deja nada nuevo

En una audiencia inusual, José Luis Gioja abrió las puertas a la prensa en su reunión con los representantes de la ONG ambientalista. Como era de esperarse, por el momento nadie cede ni un mínimo espacio o concepto.

El referente de la organización ambientalista Greenpeace, Juan Carlos Villalonga, se manifestó conforme con el proyecto de ley que tiene media sanción de diputados porque “tenemos un brazo ejecutor como es el Ianiglia, que tendrá una responsabilidad, y en ella corre con su prestigio. Mas allá de lo que puedan discutir los legisladores, quienes deberán relevar cada metro cuadrado de la cordillera es esa institución”, apuntó Villalonga.
Villalonga circunscribió el voto positivo de diputados a cuestiones meramente ambientales. “Nos parece que al tema que surge de diputados no deben agregárseles connotaciones políticas, aunque estuvo cruzado por ellas. Nosotros no estábamos conformes con los proyectos anteriores, que eran estructuralmente lo mismo”, apuntó.
Acto seguido tomó la palabra el gobernador provincial, que aseguró que “creemos en el diálogo. Nosotros te contamos nuestra visión”, le dijo a Villalonga, a quien trató de “vos” durante toda la alocución, sin desprenderse de un particular estilo coloquial que tiene frente a algunos invitados y frente a la prensa. “No nos sentimos dueños de la verdad, pero representamos a los sanjuaninos que nos votaron con el 62 %”, sentó.
“Esto es San Juan”, le dijo al ambientalista, mientras señalaba un pequeño mapa colgado en la pared. “Mirá este mapita, en estos valles vivimos”, agregó, mientras daba datos poblacionales de cada uno de los vergeles sanjuaninos. “En esta zona que no tiene río, que se parece un poco a la pampa húmeda, pero no lo es aunque se vea verde. Eso es Valle Fértil”, añadió.
“En este Valle del Tulum vivimos nosotros, en este Valle que es el corazón de San Juan”, expresó. “De los 90.000 metros cuadrados de nuestra provincia, solo el 3% son estos valles que te mostré. ¿Sabés que es el resto?”, preguntó, retórico. “El resto es desierto”, se respondió, ante un Villalonga que asistía en silencio a la verborragia oficial. “Lo primero que quiero que entiendas es que no debe haber en la tierra alguien más interesado que nosotros en cuidar el agua”.
“¿Y sabés que significa esto?”, volvió a interrogar. “Esto significa que nadie, en ningún lugar del mundo como en San Juan, sabe lo que significa el agua como elemento vital, y que nadie, en ningún lugar del mundo sabe cuidar el agua como los sanjuaninos”.
“Además”, agregó Gioja, “no queremos que llueva, porque queremos que el agua venga del río, por las acequias, para que nuestras uvas sean lo que son, y nuestras verduras, y nuestras semillas”, agregó.
“Y por eso”, continuó Gioja, “creamos el Departamento de Hidráulica, que es de los más importantes de San Juan. Desde allí, año a año nosotros relevamos la nieve que cae, porque el recurso principal del agua del Río Jáchal y del Río San Juan es de deshielo. Por eso hemos hechos los diques que hicimos y estamos ahora tras Punta Negra, que nos permite regular el río”, apuntó.
“Nosotros, en uso de nuestras facultades institucionales, repito, sin sentirnos dueños de la verdad, pero sintiéndonos autónomos, sancionamos por unanimidad de todas las fuerzas políticas nuestra Ley de Glaciares, el 14 de julio de este año, y el 22 hicimos el decreto reglamentario que dejó constituido el Concejo de Protección de Glaciares, que integra cada sector político con un representante”, continuó, al tiempo que le ofreció “una copia para que la veas, y si querés te doy una copia del mapa también”.
El amable intercambio, como era de esperar, fue subiendo de tono, hasta que el gobernador le enrostró a Villalonga que “hemos seguido declaraciones de ustedes. Hace un par de meses ustedes acordaban con la ley del senado. ¿Qué hay especulaciones?, es normal esto en la política”, sinceró Gioja, “pero lo que a veces nosotros sentimos es que somos los únicos conejillos de indias. Pero esto no nos afecta. Alguien me dijo: `Flaco, estás corriendo riesgos políticos´. No siento eso, siento que defiendo lo que sienten los sanjuaninos que me votaron, para proteger una actividad que da trabajo y salarios dignos, y que cuida el medio ambiente y el agua”, aseveró.
Con movimientos de manos ampulosos, se quejó de que “resulta que se parece que somos unos perversos. Bonasso dijo que yo soy empleado de la Barrick, y ¿sabes qué?, yo me cago en la Barrick o en cualquiera, sólo pienso en los sanjuaninos”, se exaltó. El debate continuó ante la azorada mirada de los periodistas que asistieron a este inusual encuentro “protocolar”, en el que asesores del gobernador y de Villalonga pugnaban por meter la cuchara en un plato en que los disertantes tenían puestas las dos manos.
Cruces, interrupciones, conceptos que no quedan claros porque se cruzan en las voces en el aire de la Casa de Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s