La agonía del rey de la selva americana

El jaguar, antaño adorado como un dios, está en serio peligro. La deforestación y la caza indiscriminada han llevado al mayor felino de América al borde de la extinción.
Quizás dentro de algunos años del cazador más temido de América sólo quede la leyenda. Conocido también como yaguareté –que significa “la verdadera fiera” en guaraní-, el jaguar se ha topado con un rival extremadamente peligroso. El ser humano se ha convertido en la principal amenaza para este gran depredador.


Nicolás Lodeiro, presidente de Red Yaguareté, una organización sin ánimo de lucro dedicada a proteger al jaguar en Argentina, afirma que ‘el deterioro y pérdida de su hábitat, la cacería directa y la disminución de sus presas naturales’ están acabando con este animal.

Caza indiscriminada
‘A principios del siglo XIX, fue cazado indiscriminadamente por su piel y se estima que en esa época, más de 2.000 cueros de yaguaretés salían cada año desde el puerto de Buenos Aires hacia Europa’, apunta Carlos Sandoval, director de la reserva Yacutinga Lodge, en la selva Misionera de Argentina.
Pero no es su piel la única razón para que el jaguar haya pasado de cazador a presa. Los ataques al ganado hacen que los propietarios de las reses corran a cobrarse la venganza escopeta en mano. “En muchos casos son familias muy pobres y con bajo nivel de educación, que ante la presencia de un felino no dudan en apretar el gatillo”, señala Sandoval.
La disminución de sus víctimas naturales como armadillos, conejos o jabalíes, que en ocasiones son abatidos por el hombre para su propio consumo, han empujado al jaguar a convertir a los vulnerables terneros en parte de su menú.
Sin embargo, “los ataques de jaguares al ganado son insignificantes en comparación a la mortalidad por otras causas”, señala Mariana Altrichter en su libro “Interacciones entre la gente y la fauna en el Chaco Argentino”.
A veces, el simple miedo convierte al jaguar en blanco de las iras y de las balas. “Esta percepción de que los jaguares son peligrosos para la vida humana es común en Latinoamérica, aún cuando los casos de ataques de jaguares a humanos son muy raros”, apunta Altrichter.
Pero quizá la principal causa de que este felino se halle en peligro de extinción sea la deforestación. Las explotaciones agropecuarias y la construcción de infraestructuras le están ganando terreno a la selva y su expansión va minando poco a poco las poblaciones de jaguares.

Objetivo: Salvar al jaguar
Iniciativas como la de Red Yaguareté tratan de frenar la desaparición de la especie. Esta organización colabora con la administración en un programa de manejo alternativo de ganado para disminuir los ataques de este felino y las represalias que tales ataques provocan. También desarrolla programas de educación para revalorizar la figura del felino entre la población. Además, su equipo de abogados persigue a quienes cazan y venden pieles o cráneos de jaguares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s