El abastecimiento de agua peligra en México y 7 estados de EE.UU.

El río Colorado está perdiendo agua en los tramos cercanos a la desembocadura debido al aumento del polvo en los desiertos de la región, lo que hace peligrar el abastecimiento de agua en siete estados de Estados Unidos y todo México, según un estudio con fondos de la NASA publicado hoy.


El estudio, liderado por un científico de la NASA y la Universidad de California en Los Ángeles, investiga las interacción entre la nieve que se derrite en la cuenca del río y el polvo del desierto que se deposita en ella.
Según sus conclusiones, el deshielo primaveral ocurre ahora tres semanas antes que hace 150 años, cuando aún no había asentamientos en la ciudad que perturbaran el suelo.
Como consecuencia, la proporción de deshielo anual es, de media, más de un cinco por ciento menor que entonces.
Para calcular estos datos, los científicos usaron modelos hidrológicos avanzados, y examinaron el impacto de los depósitos de polvo relacionados con la actividad humana en el periodo comprendido entre 1915 y 2003.
Además, estudiaron los núcleos de sedimentos en los lagos de la región y comprobaron que la cantidad de polvo que caía en las Montañas Rocosas aumentó entre un 500 y un 600 por ciento a finales del siglo XIX, cuando empezaron a surgir explotaciones agrícolas en la región.
Los científicos comprobaron que la nieve pierde parte de su capacidad de reflejar la luz del sol cuando se combina con partículas de polvo, y se derrite antes, exponiendo las plantas a la atmósfera y provocando que éstas también pierdan agua.
En concreto, calcularon que cada año se pierden 993 decímetros cúbicos de agua en este proceso de exhalación, una cantidad suficiente para abastecer a la ciudad de Los Ángeles durante 18 meses.
Este hecho podría tener “grandes implicaciones” para los 27 millones de personas que viven en los dos estados de México -Baja California y Sonora- y en los siete de Estados Unidos -Colorado, Utah, Arizona, Nevada, Nuevo México, Wyoming y California- por los que discurre el río.
El estudio apunta a la restauración de los suelos desérticos como medio para “aumentar la duración de la capa de nieve, simplificar el manejo del agua y reducir la necesidad de obtener reservas adicionales de agua”.
Varios modelos científicos prevén una reducción de entre el 7 y el 20 por ciento en el deshielo en la cuenca del río Colorado durante este siglo debido al cambio climático, recuerda el estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s