Crece controversia política por la planta de Basura Cero

 

Concejales de la oposición rechazan el sistema a partir de informes de entidades ambientalistas. Réplica
El titular de la Agencia Ambiental de la Municipalidad platense, Sergio Federovisky, denunció que concejales de la oposición y algunas organizaciones ambientalistas “boicotean” la implementación de un sistema de resolución de residuos urbanos mediante tecnología “Basura Cero” -cuya licitación, como se sabe, está en marcha- y afirmó que si “siguen en esa actitud, vamos a tener que seguir enterrando basura en el predio de la Ceamse (de Punta Lara) por toda la eternidad”.


El funcionario le apuntó con esos conceptos a la organización Greenpeace y a una ONG regional, Eco Raíces, indicando que “pareciera que defienden la permanencia de la Ceamse”. Y se metió, así, en una creciente controversia política que se está generando en torno del proyecto de instalación de una planta de tratamiento de la basura que lleva adelante la comuna platense con el aval de los distritos de la Región y del gobierno provincial, ya que dirigentes de la oposición comenzaron a expresar su rechazo a esa iniciativa.
La polémica, en efecto, se inició cuando desde el bloque alakista de concejales, Teresa Urriza difundió un comunicado crítico al proyecto Basura Cero, haciendo pie en un informe de la organización Greenpeace en el que, entre otros planteos, se indica que “ninguna planta de separación mecánica de residuos puede ser denominada en sí misma ‘Basura 0’ tal como se conoce públicamente, porque se confunde a la opinión pública con propuestas que difícilmente puedan considerarse una solución real de gestión de los residuos sólidos urbanos, que sólo profundizarán el problema y generarán más genuinos rechazos sociales a los rellenos sanitarios o planta de incineración, debido a los impactos ambientales y el legado de contaminación que esos emprendimientos producen”.
Según el informe difundido por el alakismo, “la propuesta preadjudicataria incluye diversas alternativas de incineración (co-incineración en plantas térmicas o cementeras, incineración con recuperación de energía y/o procesos termoquímicos alternativos), que representan un riesgo para el ambiente y la salud de la población o no han mostrado a la fecha ser opciones seguras y probadas. Además implican altísimos costos económicos que ponen en riesgo los presupuestos comunales”. Y se agrega que “ninguna planta o máquina hace desaparecer los residuos domiciliarios y los transforma mágicamente en energía sin impactos ambientales que afecten la salud de las comunidades vecinas”.
Desde la Municipalidad, Federovisky sostuvo que “el informe que se difunde no es el mismo que figura en el expediente del proceso de licitación iniciado” por la comuna platense, y aseguró que “Greenpeace le dijo otra cosa a la comisión evaluadora de las propuestas tecnológicas recibidas por la Municipalidad para poner en marcha un proceso de disposición de residuos que nos permita dejar de enterrar basura”.
El funcionario admitió que en el informe Greenpeace que integra el expediente oficial, la organización internacional “hace algunos reparos, pero básicamente avala -afirmó- la propuesta adjudicataria para la puesta en marcha del proceso”.
Dijo también que “lo que plantea Greenpeace es que se deben establecer controles para certificar que la tecnología que quizá apliquemos sea la misma que se aplica en España y con los mecanismos de monitoreo adecuados”.
Y al referirse al informe difundido por la oposición, Federovisky añadió que “algunas organizaciones ambientalistas parecen tener doble cara porque en la comisión dicen una cosa y luego cuando salen dicen otra”. Y agregó: “hay organizaciones ambientalistas que tienen una actitud curiosa porque parecieran querer que sigamos enterrando basura en la Ceamse”, contexto en el que le apuntó también a Eco Raíces que, dijo, “a nosotros nos dicen una cosa y luego a los medios le dicen otra”.
Por último, el funcionario municipal aseguró que en las últimas horas recibió de la Universidad Nacional de La Plata un informe en el que se considera “adecuado” que la planta de tratamiento de residuos en proceso de licitación se instale en un parque industrial de las características del que se ubica en Abasto.
“En un informe del especialista Ramiro Sarandon se señala que teniendo en cuenta que el sistema de tratamiento que se planea implementar se corresponde con un proceso de industrialización de residuos y no contempla un relleno sanitario, es correcto ubicarlo en un predio zonificado como área industrial”, señaló.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s