Indígenas panameños protestan ante Asamblea Nacional por represión policial

Centenares de indígenas panameños de la etnia Ngäbe Buglé, se movilizan este martes hasta la Asamblea Nacional para exigir justicia por la muerte de dos compañeros y la liberación de decenas de comuneros tras la represión policial del domingo. Los nativos protestan desde hace varios días en rechazo a los proyectos hidroeléctricos que encabeza el Gobierno.
 Una vez en la Asamblea, se espera que los originarios se manifiesten en repudio a la violencia de la que fueron víctimas y que cobró la vida de un dirigente y de un joven de 16 años, ésta última muerte fue confirmada hace minutos.
  Los cientos de marchistas afirman que su protesta se realizará de manera pacífica y apuntan además a dejar en claro las consecuencias que traerían en zonas naturales los proyectos hidroeléctricos. El domingo, un grupo de indígenas cortaron la vía Interamericana para llamar la atención del Gobierno y se disponga a atender sus demandas.

 

Por su parte, el Gobierno asegura que está presto al diálogo y ordenó a una comitiva iniciar las negociaciones pero los comuneros piden justicia por el dirigente caído y la libertad de los cuarenta detenidos para poder sentarse a dialogar.
 
Medios locales reportaron este martes la muerte de un menor de 16 años como la segunda víctima de las agresiones policiales. El joven falleció en el Hospital Regional de Chiriquí a consecuencia de las graves heridas en el rostro provocadas por una explosión. Familiares señalaron que el menor resultó herido en medio de combates entre las unidades de control de multitudes y la Policía Nacional con los indígenas ngäbe y solicitaron que se abriera una investigación por ese caso.
Por otra parte, la prensa local afirma que el policía que utilizó un arma de fuego en plena represión contra los indígenas fue separado de su cargo, mientras se inició una investigación que lo llevará ante una junta disciplinaria. Las medidas se tomaron luego que se hicieran públicas unas imágenes en las que se aprecia al agente de seguridad en pleno uso de un arma de fuego.
En un principio las autoridades panameñas habían negado la utilización armas letales por parte de las fuerzas de seguridad públicas en sus intentos por disperar a esas manifestaciones indígenas que reclaman el cese de proyectos de hidroeléctricos que dañarían sus territorios ancestrales.
No hay un plan energético para el país
El dirigente nativo Javier Viquez, representante de la Coordinadorapor los Recursos Naturales y el derecho del pueblo Ngäbe Buglé, informó en entrevista a teleSUR que se han sumado otras comunidades indígenas de la región occidental del país y ya hay más de dos mil indígenas en apoyo a la causa.
“La policía está tratando de evitar que más comunidades salgan a protestar en respaldo a la población que está siendo vilmente masacrada”, comentó.
El lunes, un grupo de originarios se concentró frente a la sede de una institución panameña al grito de “asesino” en alusión al Gobierno de Ricardo Martinelli por la muerte de su compañero.
El dirigente nativo afirmó que “el propio presidente Martinelli es socio de muchas de esas compañías que están tratando de establecer nuevos proyectos hidroeléctricos en esas regiones”, la central y la occidental del país.
“Están diciendo que va a aumentar en 30 por ciento (el costo de) la electricidad si no se hacen más hidroeléctricas, eso es falso, es una excusa para atemorizar a la población. 52 ríos de la República de Panamá están represados para poder vender energía a otros países” denunció Viquez.
Nos tratan como ignorantes
El comunero Betanio Tiquidama, señaló que la Administración de Panamá “nos trata como ignorantes e incapaces pero sabemos que este Gobierno se ha caracterizado por engañar, manipular, usar los medios, no se puede sentar con ellos como lo plantean porque no hay credibilidad en ellos”.
La lucha que el pueblo Ngäbe Buglé ha emprendido “es justa y creemos que de ellos depende la vida de muchos pueblos originarios de Panamá”, apuntó Betanio Tiquidama.
En contacto telefónico con el multimedio teleSUR, el nativo dijo que a raíz de sus protetas, “el Gobierno ha estado reprimiendo a este pueblo humilde. No solamente el efecto de la minería y la hidroeléctrica va a afectar al pueblo Ngäbe Buglé, sino también a todos los que manejamos los recursos naturales y las tierras”.
Llamó a apoyar la lucha de sus hermanos y en ese sentido, “nuestra etnia también se ha unido en apoyo a esa lucha y solicitamos a este Gobierno se tome en cuenta el desalojo de colonos que han sido movidos por invasiones de tierra”.
A nivel nacional hay un movimiento de varias organizaciones en apoyo y en repudio a estas acciones de un Gobierno contra un pueblo humilde como son los Ngäbe Buglé.
“La Fuerza Armada panameña está sometiendo con armas de alto calibre a un pueblo”, dijo y agregó que “esta es una lucha para beneficio de todo el pueblo panameño”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s