26 años de la tragedia Chernobyl con nuevo sarcófago


Ucrania conmemoró este jueves los 26 años del desastre de Chernobyl con el lanzamiento oficial de montaje de un nuevo sarcófago sobre el reactor número 4, cuya explosión el 26 de abril de 1986 provocó el mayor accidente nuclear de la historia.El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, presionó un botón simbólico dando inicio a los trabajos en la antigua central nuclear, situada a un centenar de kilómetros al norte de Kiev, en presencia de obreros y embajadores de países que contribuyeron al proyecto, que tiene un coste de 1.500 millones de euros.

“En nombre de Ucrania, quiero expresarles mis profundos agradecimientos a todos los países que hicieron donaciones al Fondo de Protección de Chernobyl, por su comprensión y ayuda a nuestro país” para superar el desastre, dijo el presidente.
La construcción del nuevo sarcófago, dijo, “no tiene equivalentes en el mundo”. Estaban presentes representantes de una veintena de países donantes, incluyendo Estados Unidos, China y Francia.
El nuevo sarcófago, cuya primera fase había sido iniciada a principios de año, está diseñado para reducir la amenaza de radiactividad en el lugar.
Los restos del reactor accidentado fueron recubiertos con una capa de cemento, pero esta instalación, construida de urgencia, presenta fisuras y no puede ser considerada segura. La nueva estructura deberá tener unas 20.000 toneladas y llegar a los 108 metros de alto.
El accidente, situado cerca de las fronteras con Rusia y Bielorrusia, llegó a contaminar una parte de Europa, pero sus daños se hicieron más evidentes en los países que entonces formaban la Unión Soviética.
Miles de personas fueron enviadas sin protección al lugar del desastre para ayudar a combatir el incendio y enfriar el reactor dañado. Más de 25.000 de esos ‘liquidadores’, esencialmente rusos, ucranianos y bielorrusos, han perdido la vida después de la catástrofe, según estimaciones oficiosas.
Una manifestación de ex ‘liquidadores’ que participaron en las tareas alrededor de la central nuclear reunió a un millar de participantes en Kiev, exigiendo una indemnización mejor. La manifestación incluyó extrabajadores que ya hicieron previamente una huelga de hambre para obtener una mejora en sus pensiones.
El sarcófago nuevo será ensamblado en un terreno contiguo al reactor y colocado después sobre el antiguo. La construcción está a cargo del consorcio Novarka, formado por las empresas francesas Bouygues y Vinci, que ganaron la licitación organizada para atribuir las obras.

 

La comunidad internacional había reunido unos 550 millones de euros durante una conferencia internacional en Kiev en abril del año pasado, con ocasión del 25º aniversario del accidente. El resto fue conseguido con la ayuda del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD)
Unos 2,4 millones de ucranianos, incluyendo unos 428.000 niños, sufren problemas de salud relacionados con el accidente, según datos del Ministerio de Salud.
El comité científico de la ONU sobre los efectos de la radiación reconoce apenas la muerte de 31 operadores y bomberos ligados directamente a la catástrofe, al tiempo que la organzación Greenpeace estima en 100.000 el número de muertos a causa de la contaminación.
Vista general del refugio sobre la planta nuclear de Chernobyl, a unos cien kilómetros de Kiev, este jueves, cuando se conmemoró el 26º aniversario de la explosión de 1986, el mayor accidente nuclear de la historia.
Varias personas encienden velas y depositan flores en un monumento dedicado a las víctimas del accidente de Chernobyl, este jueves en Slavutich, a unos 50 km de la central nuclear, cuando se cumplen 26 años de la tragedia.
Ficha de presentación del nuevo proyecto de sarcófago para el reactor número
4 de la central nuclear de Chernobyl, que se lanzó este jueves, coincidiendo con el 26º aniversario de la tragedia.
El sarcófago de hormigón que cubre el averiado cuarto reactor de Chernóbil corre peligro de derrumbarse. En el 26to aniversario de la catástrofe nuclear se inicia la construcción de una nueva capa protectora.
El 26 de abril de 2012 se cumplen 26 años de la catástrofe atómica de Chernóbil, y el Gobierno de Ucrania da luz verde en forma oficial –y como parte del recordatorio- a la construcción de una nueva capa protectora de hormigón para cubrir el cuarto bloque de la central nuclear en el norte de ese país. El reactor está cubierto, hasta el momento, por un sarcófago de hormigón que se construyó a pocos meses del accidente.
Durante el accidente nuclear de Chernóbil, en abril de 1986, se produjo una fusión nuclear y una explosión debido a las cuales fueron liberadas varias toneladas de material radioactivo. El detonador de la catástrofe fue un experimento fracasado, así como fallas en la construcción del reactor soviético del tipo RBMK. El número de víctimas mortales que dejó como saldo la tragedia de Chernóbil no se ha podido confirmar hasta el día de hoy. El organismo Internacional de Seguridad Atómica (OIEA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que se produjeron 4.000 casos mortales de cáncer entre los ayudantes, como consecuencia de las radiaciones a las que estuvieron expuestos. Organizaciones de protección al medio ambiente, como Greenpeace, aseguran que esas cifras no son reales, y parten de un número diez veces más alto de víctimas.
La capa protectora deberá durar 100 años
Se calcula que el sarcófago está en peligro de derrumbarse desde los años 90, y se espera que el nuevo sarcófago garantice la seguridad del reactor durante aproximadamente un siglo. Para construirlo, se fundó el grupo Novarka, del cual participan empresas francesas, como Vinci Bouygues, además de las compañías alemanas Nukem y Hochtief, así como varias firmas ucranianas. En 2007, el Gobierno de Ucrania adjudicó a Novarka la construcción del sarcófago, con un costo total de alrededor de 1.000 millones de euros. Gran parte del dinero del Fondo de Protección para Chernóbil (CSF, por sus siglas en inglés), proviene de la Unión Europea, y también participan de los costos EE. UU., Canadá, Japón, Ucrania y otros países.
La nueva capa protectora de hormigón del reactor tendrá 257 metros de envergadura, 109 metros de altura, y pesará 29.000 toneladas. A causa de la alta radiación en la zona, no es posible construirla directamente sobre el viejo sarcófago, y por eso se la está edificando en un terreno contiguo. Luego se la colocará sobre el antiguo sarcófago de hormigón. Se planea finalizar la construcción a mitades de 2015. Pero la capa protectora podría concluirse más rápidamente. Al menos, eso espera el primer ministro ucraniano, Mykola Asarov. “Queremos resolver el problema en el lapso de un año y medio”, dijo Asarov a los medios.
Incertidumbre en cuanto a desechos radioactivos
Antes de comenzar con la construcción del revestimiento de hormigón fue necesario estabilizar el antiguo sarcófago, según informaron las autoridades de la central nuclear inactiva de Chernóbil. De acuerdo con esa administración, luego de concluirla se deberá extraer el material radioactivo del reactor accidentado y habrá que buscar una posibilidad para deshacerse de él de manera segura.
Pero algunos dudan de que eso sea posible. El experto en energía atómica Volodimir Usatenko, explica que, hasta el momento, nadie se imagina los peligros que alberga la central nuclear y su averiado reactor 4. “Los datos acerca del combustible nuclear en el cuarto reactor fueron falsificados luego de la catástrofe, al igual que la totalidad del archivo con análisis sobre la situación general de la central de Chernóbil”, denunció Usatenko en conversación con DW. Todos los planes para la seguridad actual y futura de la planta atómica se basarán, según él, en datos inciertos.
¿Se están ocultando los peligros de Chernóbil?
De hecho, las primeras medidas que se tomaron luego del accidente fueron estabilizar el sarcófago y sacar el material radioactivo del bloque averiado a fin de desecharlo, explica Juri Kostenko, exministro de Medio Ambiente y director de la delegación ucraniana durante las negociaciones con los países del G7 en los años 90. En esa época se iniciaron las conversaciones acerca de medidas más amplias de seguridad para el reactor accidentado. Pero Ucrania no posee ni los recursos ni la tecnología necesaria, dijo Kostenko a DW. “En definitiva, todo se ha desarrollado de tal forma que ahora se trata de cubrir los problemas construyendo una lámina protectora”, señaló el exministro.
El plan de construcción se basa en que la nueva protección de hormigón hará posible retirar, en una fase posterior, el antiguo sarcófago. Y también se espera poder extraer la masa radioactiva restante sin exponer al medio ambiente a las peligrosas radiaciones.

El plan de construcción se basa en que la nueva protección de hormigón hará posible retirar, en una fase posterior, el antiguo sarcófago. Y también se espera poder extraer la masa radioactiva restante sin exponer al medio ambiente a las peligrosas radiaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s