Denuncian un “mega desmonte” autorizado por la Dirección de Bosques

Mediante un crítico documento, la organización social coordinada por el abogado Rolando Núñez apuntó a un nuevo desmonte de más de 2 mil hectáreas, 50 kilómetros al norte de Pampa del Infierno, detrás del establecimiento “Don Pedro”.
Publicamos de manera textual el documento elaborado por el Centro de Estudios e Investigación Social “Nelson Mandela” DDHH:

“El exasperante ambientalismo declarativo del gobierno”
Por la engañosa aplicación del programa de cambio de uso de suelo que impulsa el Ministerio de la Producción del gobierno chaqueño se habilitan diariamente suelos que tradicionalmente no fueron aptos para la agricultura. Esta vez se tratan de suelos arenosos y limosos, Clases V y VI, del Departamento Brown, donde intensamente se viene desmontando para hacer chacras y ampliar la frontera agropecuaria. El caso concreto es un gran desmonte que supera 1.500 hectáreas, precedido de una autorización silvopastoril, ejecutados bajo la responsabilidad de profesionales estrechamente vinculados. El desmonte se autorizó en Zona Amarilla, por lo que nuevamente se ha violado la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques, posiblemente bajo los efectos de tráfico de influencia o directamente de la corrupción.

El cinismo del discurso ambientalista
El Dr. Ricardo Luis Lorenzetti, Presidente de la Corte Suprema de Justicia, en la presentación de su libro “Los Desafíos Ambientales del Siglo XXI”, en la Feria del Libro, propuso un cambio de modelo cultural, económico y social que impulse un desarrollo sustentable y denunció a los gobiernos que adhieren al ambientalismo declarativo, que proclaman la importancia de los derechos ambientales pero que después dan concesiones sin control. Si únicamente se hubiera referido al Chaco y no a las provincias mineras, ninguna persona -seria y responsable- discutiría tal reflexión dado que el gobierno chaqueño practica el ambientalismo declarativo en su máxima expresión y con mucho entusiasmo, mientras responde favorablemente a los intereses de los grupos de presión que hacen lobby diariamente para ampliar las fronteras agrícola, ganadera y forestal.
El gobierno chaqueño se destaca por el desvergonzado ambientalismo declarativo de su propaganda, de sus ministerios, organismos y programas, finalmente vacíos y absolutamente ficticios en materia de promoción y protección del ambiente y de la biodiversidad. Cuando sancionó la ley de expropiación de la legendaria Estancia “La Fidelidad”, para convertirla en Parque Nacional a precio vil, el gobierno aspiró a vestirse de verde; sin embargo, como la única verdad es la realidad, han quedado al descubierto los verdaderos objetivos de la actual gestión en materia de propiedad, uso y explotación de la tierra y de los recursos naturales. Ya no pueden negar que todos o casi todos los emprendimientos productivos primarios que se auspician tienen que ver con los modelos netamente extractivistas, depredadores, contaminantes y dañinos para el ecosistema y para la salud, la vida y las actividades de los pocos pobladores rurales que aún resisten en el Chaco y, en forma indirecta, contra quiénes viven en localidades y ciudades de esta provincia. La lógica del gobierno se reduce a las ideas liberales de grandes inversiones, muy concentradas, a mega emprendimientos y grandes producciones a escala, donde no está contemplada la participación de la mano de obra sino únicamente los paquetes tecnológicos que generan la concentración de la riqueza y la notable desigualdad social que predomina en nuestra estructura comunitaria, lo que constituye una gran contradicción frente a los principios de justicia social que predicaba Perón.
Mientras la administración actual continúa negando los desmontes y las explotaciones forestales que descontroladamente avanzan y acosan a nuestro territorio, retacea y oculta la información más importante. Cuando no la pueden esconder, casi todas las informaciones que brinda son parciales, inciertas, erróneas o directamente falsas o elaboradas para la ocasión, como algunas intervenciones en terreno que también son un simulacro efectista. Es que se propusieron continuar con la desinformación para evitar el control social. Al mismo tiempo, los mercenarios del discurso cada vez tienen más espacios en los medios de comunicación, repitiendo los alegatos de los lobbistas más ortodoxos, siempre por plata.

El mega desmonte autorizado por el Director de Bosques
El nuevo gran desmonte del que nos ocupamos se ubica a 50 kilómetros al norte de Pampa del Infierno, por la ruta secundaria que lleva a JJ. Castelli. El campo se encuentra detrás del Establecimiento agrícola ganadero “Don Pedro”, muy conocido en la zona. Las coordenadas son S 26º 12.799 W 060º 52.714. Los datos catastrales son los siguientes: Circunscripción 8, Parcela 81, Concepción del Bermejo, Departamento Almirante Brown. Tiene una superficie de 2500 hectáreas.
Según el cartel allí instalado, el predio rural sería de propiedad de Michelle Renne Jenny. Sin embargo, los lugareños refieren que el verdadero dueño es Alejandro Hayes, que sería un ingeniero agrónomo que declara su domicilio en la ciudad de Charata, pero que realmente vive en Córdoba. Hayes, que se presentó ante la policía como propietario del campo, denunció en octubre del año pasado que le habían sustraído madera de su predio. Compartió almuerzos con el Director de Bosques y con el Subsecretario de Recursos Naturales, porque tiene excelentes relaciones.
Se tramitó la autorización de desmonte a tala rasa en el marco del plan de aprovechamiento del uso del suelo, según lo señala el cartel instalado en el predio. El desmonte autorizado fue de 1.569 hectáreas, por Disposición 0065 de 2012 de la Dirección de Bosques. Sin embargo, ya se han desmontados más de 2000 hectáreas, dejándose algunas cortinas vegetales muy estrechas. Toparon todo el monte.
El técnico responsable es el ingeniero Diego A. Kalbermatter, muy activo en la tramitación de permisos de desmontes en gran parte del Chaco, que en Charata asociaban al actual Director de Bosques del Gobierno del Chaco, el ingeniero Miguel Ángel López. Kalbermatter también fue técnico responsable del desmonte en el campo de “Los cuatro niños S.A.”, ubicado entre Tres Isletas y Avia Terai, de propiedad de una familia latifundista, que progresó de manera extraordinaria desde la época de vigencia del rozismo. La madera fue retirada por el productor forestal Oreste Paoletti, Intendente de Los Frentones, estrechamente vinculado con la Dirección de Bosques.
La empresa de desmonte es Picat Hnos. S.A. La madera ha sido retirada por otro amigo de la Dirección de Bosques. Se trata de Alesio Roberto Nardelli, presidente de la cámara de exportadores del carbón chaqueño, que vive en Tres Isletas, que hace cinco años tenía un camión Ford 350 y que en la actualidad montó un imponente establecimiento y cuenta con una flota de 32 camiones, guinches y tecnología muy moderna que permite un tratamiento rápido de la madera en terreno. Luego están la empresa Sbaraglia Group S.R.L., con domicilio legal en Spoltore (PE) Vía Castellani SNC CSP 65010 de la Republica Italiana y la sociedad conformada Chacoexport S.R.L., con Fanny Yamila Kalbermatter, cuyo objeto principal es el desmonte, a compra y venta de las especies forestales, la explotación integral del monte, entre otras actividades.
Parte de los restos forestales ya fueron quemados, lo que constituye una grave infracción forestal que pasa desapercibida. Seguramente la chacra será habilitada para la campaña 2012/2013, a pesar de que se tratan de suelos clase V y VI, tradicionalmente no aptos para la agricultura por ser muy arenosos y limosos, extremadamente susceptibles a la erosión eólica e hídrica.

El paso previo: permiso silvopastoril anterior
Diego A. Kalbermatter tiene habilitada su consultora en Charata. Encontramos que es el técnico responsable en muchas de las autorizaciones entregada por la Dirección de Bosques en distintas regiones de la geografía chaqueña, una más alejada de la otra de su ciudad de residencia. El ingeniero Miguel Ángel López, que para la opinión pública de los charatenses estaba asociado a Kalbermatter en una consultora, fue uno de los profesionales que tramitó muchas autorizaciones en el eje Pinedo/Charata, siendo infraccionado cuando ejercía la profesión liberal.
Antes que se produjera el mega desmonte en el campo de de Michelle o de Hayes, en 1998 el ingeniero López tramitó el permiso silvopastoril que fue autorizado por la Disposición 0508/08, Permiso SF 00376. Estas intervenciones sugieren diversas interpretaciones. Ante el avance de los silvopastoriles que violan la Ley de Bosques y de los desmontes posteriores, surgen dudas y preocupaciones muy concretas aunque algunos sectores tienen certezas que son graves sobre lo que ocurre en el seno de la actual gestión de gobierno, fundamentalmente por el tráfico de influencia y por la corrupción para disponer de los recursos naturales. Es evidente que se ha profundizado el manejo de las tierras en Chaco como una gran inmobiliaria agrícola, ganadera y forestal, cuyo final puede generar la profundización del fuerte desequilibrio ambiental que ya se ha producido como consecuencia de la explotación irracional de los recursos naturales y de los suelos. La lógica que comparten, escondida o desembozadamente, el gobierno, los propietarios y los productores permite comprender que van a tumbar todos los montes y a poner en máximo riesgo y daño al frágil equilibrio del ecosistema chaqueño, sobre todo en la Zona Amarilla, donde todos los días se viola la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s