Malas noticias en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Foto: Malas noticias en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Alrededor de 215 millones de niños en todo el mundo son víctimas del trabajo infantil, de ellos, 153 millones tienen entre 5 y 14 años, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Las cifras reflejan entre 2000 y 2008 un descenso de un 30% en las peores formas de explotación infantil entre menores de 15 años, sin embargo, el ritmo de caída se hace menos intenso entre 2004 y 2008, según denuncia la institución.

«La crisis afecta a los niños», afirma Joaquín Nieto, responsable de esta organización en España. Mientras que el trabajo infantil entre las niñas se ha visto reducido considerablemente, las labores peligrosas entre los jóvenes de 15 a 17 años han aumentado desde 2008.

Algunas «peores formas de trabajo» que hoy día sufren casi diez millones de niños son la lucha militar en guerras, la trata de menores, la prostitución o el uso e infantes como «correos de la droga». Además, otras labores calificadas como «peores» son la esclavitud, la servidumbre (en la que están sumergidos casi 6 millones de muchachos), el trabajo forzoso u obligatorio, la pornografía o el uso de infantes como peones de labores en la que su salud o su seguridad corren peligro.

De todos los niños involucrados en estas formas de trabajo, el 90 por ciento están dedicados a la realización de «trabajos peligrosos». Los convenios internacionales, como primera medida para paliar esta lacra, reclaman que ningún niño menor de 18 años pueda dedicarse a dichas ocupaciones.

Mientras, el trabajo «doméstico», predominante en las zonas rurales o economías informales, afecta a 15,5 millones de menores, la mayoría de ellos niñas sin posibilidad de alfabetización.
Alrededor de 215 millones de niños en todo el mundo son víctimas del trabajo infantil, de ellos, 153 millones tienen entre 5 y 14 años, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Las cifras reflejan entre 2000 y 2008 un descenso de un 30% en las peores formas de explotación infantil entre menores de 15 años, sin embargo, el ritmo de caída se hace menos intenso entre 2004 y 2008, según denuncia la institución.

«La crisis afecta a los niños», afirma Joaquín Nieto, responsable de esta organización en España. Mientras que el trabajo infantil entre las niñas se ha visto reducido considerablemente, las labores peligrosas entre los jóvenes de 15 a 17 años han aumentado desde 2008.

Algunas «peores formas de trabajo» que hoy día sufren casi diez millones de niños son la lucha militar en guerras, la trata de menores, la prostitución o el uso e infantes como «correos de la droga». Además, otras labores calificadas como «peores» son la esclavitud, la servidumbre (en la que están sumergidos casi 6 millones de muchachos), el trabajo forzoso u obligatorio, la pornografía o el uso de infantes como peones de labores en la que su salud o su seguridad corren peligro.

De todos los niños involucrados en estas formas de trabajo, el 90 por ciento están dedicados a la realización de «trabajos peligrosos». Los convenios internacionales, como primera medida para paliar esta lacra, reclaman que ningún niño menor de 18 años pueda dedicarse a dichas ocupaciones.

Mientras, el trabajo «doméstico», predominante en las zonas rurales o economías informales, afecta a 15,5 millones de menores, la mayoría de ellos niñas sin posibilidad de alfabetización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s