Vos sabes que la PATRIA somos Todos y cada uno de los que la amamos sin claudicaciones ni traiciones. Debatamos ideas, votemos proyectos pero no seamos TRAIDORES a nuestra Pastria

La libertad no se declama ni se debate en una café, se logra con la construcción de saberes que nos permite dejar de ser esclavos sistémicos y nos abre la puerta a la verdadera independencia . Los enemigos de la patria tomados de la mano de la embajada de EEUU están golpeando nuestra democracia , ellos son lo mas detestable que siempre traicionó a nuestro pueblo. Esos son los que cada día en medios pertenecientes al sistema de dominación mundial, descalifican, detestan, bastardean, insultan y respaldan la injerenCIA de los Fondos Buitres y de los mentores principales del saqueo de las naciones del mundo. No se les caen ideas , solo repugnantes agresiones descalificadoras, no presentan sus planes, no cuentan con antecedentes reales de haber hecho nada por la patria. Usan a cipayos mediáticos, de la justicia y de los poderes de la patria. Aborrecen democracias como la de Bolivia, Brasil Venezuela, Ecuador y festejan naciones sometidas como la de Chile, Perú Colombia o México, para esos el modelo a seguir es la fiesta del libertinaje que proponen los TLC Tratados de Libre Comercio que EEUU pretende imponer. En este día donde la violencia impulsada desde los poderes centrales en Medio Oriente, Ucrania, y tantos otros sitios desangra pueblos, nosotros debemos ser conscientes que no se trata de cual o tal, se trata de nosotros mismos, en nuestras manos esta la Libertad o el sometimiento, la dignidad o la esclavitud. 

HIMNO NACIONAL ARGENTINO (original de 1813)
¡Oíd, mortales!, el grito sagrado:
¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!
Oíd el ruido de rotas cadenas
ved en trono a la noble igualdad.
Se levanta a la faz de la Tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles
y a sus plantas rendido un león.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
la grandeza se anida en sus pechos
a su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
y en sus huesos revive el ardor
lo que ve renovando a sus hijos
de la Patria el antiguo esplendor.

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor
todo el país se conturba por gritos
de venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera hiel.
Su estandarte sangriento levantan
provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre Méjico y Quito
arrojarse con saña tenaz,
y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y La Paz?
¿No los veis sobre el triste Caracas
luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve, argentinos
el orgullo del vil invasor.
Vuestros campos ya pisa contando
tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener,
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer.

El valiente argentino a las armas
corre ardiendo con brío y valor,
el clarín de la guerra, cual trueno,
en los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se pone a la frente
de los pueblos de la ínclita Unión,
y con brazos robustos desgarran
al ibérico altivo león.

San José, San Lorenzo, Suipacha.
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
la colonia y las mismas murallas
del tirano en la Banda Oriental,
son letreros eternos que dicen:
aquí el brazo argentino triunfó,
aquí el fiero opresor de la Patria
su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
con sus alas brillantes cubrió,
y azorado a su vista el tirano
con infamia a la fuga se dio;
sus banderas, sus armas se rinden
por trofeos a la Libertad,
y sobre alas de gloria alza el Pueblo
trono digno a su gran Majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
de la fama el sonoro clarín,
y de América el nombre enseñando
les repite: ¡Mortales, oíd!
Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al gran Pueblo Argentino, salud!

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir.
(Se canta después de cada estrofa)

Letra: Vicente López y Planes
Música: Blas Parera

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s