Archivo de la categoría: Radioactivos NO

Los temas de las actividades nucleares en Argentina es otro dols de cabeza…

Las noticias sobre la centras nuclear solo pueden ir a peor Los niños de Fukushima se están muriendo. la General Electirc de EEUU esconde su mano por ser responsable de la obra. Japon sometida al imperio calla la verdad

Ecowatch.com
Lo que esconden TODOS
Treinta y nueve meses después de las múltiples explosiones de Fukushima, las tasas de cáncer de tiroides entre los niños que viven en los alrededores se han disparado más de cuarenta veces por encima de lo normal.Más del 48% de los 375.000 de los jóvenes –casi 200.000 niños- examinados por la Universidad Médica de Fukushima en los alrededores de los llameantes reactores sufren ahora trastornos precancerosos de tiroides, sobre todo nódulos y quistes. La tasa está acelerándose.

Se están registrando más de 120 cánceres infantiles donde antes se registraban sólo tres, dice Joseph Mangano, director ejecutivo del Proyecto Salud Pública y Radiación.

La industria nuclear y sus defensores continúan negando esta tragedia sobre la salud pública. Algunos han llegado incluso a afirmar que “ninguna persona” se ha visto afectada por las liberaciones masivas de radiación de Fukushima que, en relación con algunos isótopos, superó las de Hiroshima en un factor de casi 30.

Pero la mortal epidemia de Fukushima es consistente con los impactos sufridos por los niños que se encontraban cerca de Three Miles Island cuando ocurrió el accidente de 1979, y de la explosión de Chernobil de 1986, así como respecto a lo descubierto en otros comerciales reactores.

La Comisión de Seguridad Nuclear de Canadá ha confirmado la probabilidad de que la energía atómica pueda causar ese tipo de epidemias, afirmando que en caso de un desastre en un reactor se produciría “un aumento en el riesgo de cáncer de tiroides infantil”.

Al evaluar las perspectivas de construcción de un nuevo reactor en Canadá, la Comisión dice que la tasa “aumentaría en un 0,3% a una distancia de doce kilómetros” del accidente. Eso supone la distribución de pastillas protectoras de yoduro de potasio y una urgente y eficaz evacuación, nada de lo cual se produjo en los casos de Three Mile Island, Chernobil o Fukushima.

Mangano ha analizado las cifras. A partir de la década de 1980, ha venido estudiando los impactos de la radiación producida por un reactor sobre la salud humana; empezó sus trabajos con el legendario radiólogo Dr. Ernest Sternglass y el estadístico Jay Gould.

En las declaraciones hechas por Mangano para Green Power & Wellness Show en www.prn.fm, confirma también que la salud general de las poblaciones humanas situadas en la dirección del viento mejora cuando los reactores atómicos se cierran y va en declive cuando se abren o se vuelven a abrir.

Los niños de las cercanías de Fukushima no son las únicas víctimas. El operario de la planta, Masao Yoshida , murió a los 58 años de un cáncer de esófago. Masao se negó heroicamente a abandonar Fukushima en lo peor de la crisis, salvando probablemente millones de vidas. A los trabajadores del reactor empleados por contratistas independientes –muchos dominados por el crimen organizado- no se les controla en absoluto la exposición a la radiación. Y la indignación de la gente va en aumento a causa de los planes del gobierno para obligar a las familias –muchas con niños pequeños- a volver a la región fuertemente contaminada que rodea la planta.

Tras su accidente de 1979, los propietarios de Three Miles Island negaron Seguir leyendo Las noticias sobre la centras nuclear solo pueden ir a peor Los niños de Fukushima se están muriendo. la General Electirc de EEUU esconde su mano por ser responsable de la obra. Japon sometida al imperio calla la verdad

Anuncios

Experta en Fukushima: “La energía nuclear abre el camino a nuestra extinción”

La humanidad “ha forjado ya su extinción” con la tecnología nuclear y ahora sencillamente está esperando que esto suceda, según Majia H. Nadesan, del New College de la Universidad Estatal de Arizona y autora de un blog sobre Fukushima.
La investigadora afirma que Japón ahora vive una situación de gran inestabilidad marcada por graves niveles de contaminación. “Es una situación de contaminación catastrófica que está afectando al océano Pacífico y de aumento de la saturación de agua en el sitio, junto con la contínua contaminación de aire a través de las emisiones y las reacciones del agua contaminada en los tanques”, explica a la radio The Voice of Russia.
Nadesan destaca que las consecuencias de este desastre consisten en que las personas que viven en zonas altamente contaminadas y en la región no estarán a salvo durante varias generaciones, ya que la cantidad de contaminación por radiación aumenta día a día.
“Lo más trágico es que el daño por radiación se acumula con el paso del tiempo por distintas razones”, destaca, explicando que los animales, las plantas y la gente acumula cada vez más radionucleidos.

Nadesan advierte que una catástrofe similar podría ocurrir en cualquier lugar del mundo debido, por ejemplo, a una llamarada solar que golpeara y destruyera un transformador, a un terremoto o a un atentado terrorista. “La energía nuclear va a abrir el camino a nuestra extinción”, enfatiza. Y concluye: “No sabemos cuáles van a ser son los efectos transgeneracionales, pero sabemos que van a ser perjudiciales”.

Por su parte, el profesor Robert Geller, sismólogo de la Universidad de Tokio, opina que habrán de pasar unos cien años antes de que las personas puedan vivir allí de nuevo debido a la contaminación radiactiva.

La extracción de combustible de Fukushima es una amenaza catastrófica para América del Norte

La compañía encargada de la planta nuclear de Fukushima, Tepco, ha anunciado que pronto comenzará a intentar la extracción de más de 1.200 bloques usados de combustible nuclear de una piscina de enfriamiento.

El pasado 30 de octubre, los suscriptores de un servicio de alerta en EE.UU. recibieron en sus teléfonos móviles el siguiente mensaje: “TEPCO comenzará la extracción del combustible usado de Fukushima # 4 en cuestión de días. Existe una posibilidad significativa de una liberación catastrófica de material radiactivo a la atmósfera. Seguimos monitoreando”.

Los científicos en todo el mundo han advertido desde hace más de dos años de los peligros y las consecuencias a nivel global que puede acarrear este proceso que tendría lugar cerca del reactor número 4, el más afectado por el tsunami de 2011.

 En el caso de este reactor, los bastidores que sostienen los bloques de combustible fueron afectados y deformados durante dicho accidente, dejando la construcción estructuralmente inestable y altamente vulnerable. Además, el combustible nuclear usado no puede ser simplemente levantado por una grúa. Debe ser levantado y trasladado en todo momento sumergido en agua y estructuras fuertemente blindadas, según explica el portal From The Trenches World Report.

Durante el proceso de extracción, si los elementos combustibles se tocan entre sí, se caen o se resquebrajan, existe la posibilidad de que ocurran reacciones nucleares incontroladas y hasta explosiones. Seguir leyendo La extracción de combustible de Fukushima es una amenaza catastrófica para América del Norte

Un muerto por día por Fukushima


El accidente en la central nuclear de Fukushima Daiichi (Japón) –que se produjo el 11 de marzo de 2011– provoca “aún hoy” un muerto cada día según el presidente de la Comisión de investigación sobre las causas del accidente, Yotaro Hamatura.
Hatamura, ha explicado que el número total oficial de fallecidos en Fukushima durante el último año y medio asciende a 1.121, de los que se calcula que dos tercios de las víctimas se deben al accidente atómico severo que se produjo en la planta que resultó dañada a raíz del tsunami de 18 metros de altura, que siguió a un gran terremoto. La cifra es la oficial que ofrece el Gobierno, de acuerdo a las indemnizaciones entregadas.
Así, en los dos años posteriores al suceso los muertos ascienden a 1.300, tras registrarse en los últimos seis meses unas 180 víctimas más. De todas estas, según ha asegurado Hatamura, “ninguna” se debe a la exposición a la radiactividad sino que en todas ellas, la causa común parece ser el estrés y la salud mental.
“Cada día, aún hoy muere una persona a consecuencia del accidente. Las autoridades se centraron en el accidente de la planta y no en las consecuencias externas. La ‘atmósfera psicológica’ en la zona de Fukushima se vio muy afectada”, ha manifestado Hatamura, quien ha insistido en que sus valoraciones son de carácter personal puesto que la comisión ya está cerrada.
En este sentido, ha añadido que los efectos de la radiación sobre la salud son comparables a los de una vida poco sana y a los del tabaco o el alcohol pero, de todos, la consecuencia más peligrosa es el estrés mental. “Sin embargo, todos los esfuerzos se centraron en paliar la contaminación física de la radiación”, ha insistido.
El problema, a su juicio, va más allá de la radiactividad, porque este tipo de accidentes severos “destruye todo lo que encuentra a su paso”, tierras, casas, trabajos y esperanzas de futuro. Una vez se produjo el accidente, fueron evacuadas unas 160.000 personas de las que 150.000 aún no han podido volver a sus casas y una gran parte de ellas no podrán hacerlo nunca.
Esta población dejó atrás toda su vida y la mayor parte de los afectados, según ha explicado, no han logrado asumir la catástrofe ni aceptar sus nuevas circunstancias, muy distintas a su vida anterior y a las que han sido trasladados a la fuerza. “El efecto ha sido medioambiental porque han sido desarraigados y esto les ha provocado daños fisiológicos. Simplemente no se adaptan a este cambio”, ha apuntado.
Hatamura ha dicho que “nadie” esperaba olas de esta altura al sur de Sendai y por eso la central de Fukushima Daiichi no estaba preparada. Al contrario, en plantas situadas más al norte, se esperaban tsunamis de 10 a 15 metros, pero en Fukushima la ola llegó a 18 metros de altura. Por ejemplo, ha relatado que la central de Sendai se salvó por un metro, ya que estaba construida para soportar un maremoto de 15 metros y llegó una ola de 13 metros de altura, pero el terreno, a consecuencia del terremoto anterior, se hundió un metro. Seguir leyendo Un muerto por día por Fukushima

Jefrey St. Clair.-CounterPunchAl final de .- la Primera Guerra del Golfo, Saddam Hussein fue denunciado como un villano feroz por ordenar a sus tropas en retirada destruir los campos de petróleo kuwaitíes, contaminar el aire con nubes venenosas de humo negro y saturar el suelo con pantanos de crudo. Se calificó, con razón, de crimen de guerra ambiental. Pero los meses de bombardeos de los aviones estadounidenses y británicos sobre Irak con misiles de crucero han dejado un legado aún más mortífero e insidioso: toneladas de coquillas, balas y fragmentos de bomba amarradas con uranio empobrecido. En total EE.UU. golpeó objetivos iraquíes con más de 970 bombas y misiles radiactivos.

Jefrey St. Clair.-CounterPunchAl final de .- la Primera Guerra del Golfo, Saddam Hussein fue denunciado como un villano feroz por ordenar a sus tropas en retirada destruir los campos de petróleo kuwaitíes, contaminar el aire con nubes venenosas de humo negro y saturar el suelo con pantanos de crudo. Se calificó, con razón, de crimen de guerra ambiental.
Pero los meses de bombardeos de los aviones estadounidenses y británicos sobre Irak con misiles de crucero han dejado un legado aún más mortífero e insidioso: toneladas de coquillas, balas y fragmentos de bomba amarradas con uranio empobrecido. En total EE.UU. golpeó objetivos iraquíes con más de 970 bombas y misiles radiactivos.

Pasó menos de un decenio para que las consecuencias de la campaña de bombardeos radiactivos en la salud de las personas empezasen a conocerse. Y las consecuencias son terribles, por cierto. Los médicos iraquíes la llaman “la muerte blanca”, la leucemia. Desde 1990, la tasa de leucemia en Irak ha aumentado en más del 600%. La situación se ve agravada por el aislamiento forzado de Irak y el régimen de sanciones sádicas, descrito recientemente por el secretario general de la ONU Kofi Annan como “una crisis humanitaria”, que hace que el diagnóstico y tratamiento de los cánceres sean aún más difíciles.
“Tenemos pruebas de trazas de uranio empobrecido en muestras tomadas para el análisis, y eso es muy malo para los que afirman que los casos de cáncer han aumentado por otras razones”, dijo el doctor Umid Mubarak, ministro de Salud de Irak.

El doctor Mubarak afirma que el miedo de Estados Unidos a enfrentarse a las consecuencias sanitarias y ambientales de su campaña de bombardeos con armas de uranio empobrecido está en parte detrás de su rechazo a cumplir su compromiso de un acuerdo que permita a Irak vender algunas de sus vastas reservas de petróleo a cambio de alimentos y suministros médicos.

“El polvo del desierto lleva a la muerte”, dijo el Dr. Jawad Al-Ali, un oncólogo y miembro de la Real Sociedad de Médicos de Inglaterra. “Nuestros estudios indican que más del 40% de la población en torno a Basora tendrá cáncer. Atravesamos otro Hiroshima”. Seguir leyendo Jefrey St. Clair.-CounterPunchAl final de .- la Primera Guerra del Golfo, Saddam Hussein fue denunciado como un villano feroz por ordenar a sus tropas en retirada destruir los campos de petróleo kuwaitíes, contaminar el aire con nubes venenosas de humo negro y saturar el suelo con pantanos de crudo. Se calificó, con razón, de crimen de guerra ambiental. Pero los meses de bombardeos de los aviones estadounidenses y británicos sobre Irak con misiles de crucero han dejado un legado aún más mortífero e insidioso: toneladas de coquillas, balas y fragmentos de bomba amarradas con uranio empobrecido. En total EE.UU. golpeó objetivos iraquíes con más de 970 bombas y misiles radiactivos.

Desastres sobre desastres tras la hecatombe atómica de Fukushima


Salvador López Arnal.-Rebelión

La urgencia y el helado cálculo mercantil de nuevo en el puesto de mando de las operaciones de control y desmantelamiento de uno de los mayores desastres industriales de la historia de la Humanidad. Hablo de Fukushima por supuesto.

¿Cómo y por qué uno de los depósitos de agua radiactiva de la central de Fukushima tuvo una pérdida de 300 toneladas de agua, de 300 mil litros? “Nadie lo sabe, ni siquiera la compañía administradora” [1].
¿Qué multinacional implicada prefiere no hablar del millar de depósitos del complejo? TEPCO. ¿Qué corporación informó, finalmente, el lunes 19 de agosto haber descubierto “charcos de agua radiactiva cerca de depósitos”? Ibidem. ¿Quién precisó pocos días después que la cantidad fugada era de 300 toneladas de agua radiactiva? Ibidem.
¿Fue localizado el depósito defectuoso? Sí. ¿Fue localizado el punto preciso dónde se produjo la fuga, una fuga “que seguramente duraba desde hace varias semanas y no había sido detectada”? No.
¿Cuántos depósitos de varias clases, que proceden de diversos fabricantes, “están ensamblados en zonas despejadas alrededor de la central”? Más de un millar. ¿Cuántos hay del mismo modelo que el del depósito de la fuga? Unos 350 ¿Qué empresa proporciona estos depósitos? Tokyo Kizai Kogyo, una empresa media japonesa.
¿Ha respondido Tokyo Kizai Kogyo a las preguntas que sobre lo sucedido se le han formulado por diversos medios y periodistas? No. ¿Qué ha invocado? Las “cláusulas de confidencialidad con Tepco”. ¿Quién hizo la petición de los depósitos? Una empresa conjunta “creada por Tepco y la sociedad de obras públicas Taisei Construction” (información facilitada por el vicepresidente de Tepco, Zengo Aizawa). ¿Cuál es el coste de cada depósito? Varias “decenas de millones de yenes”, entre 100 mil y varios centenares de miles de euros.
Vale la pena insistir: ¿cómo y por qué en uno de los depósitos de agua muy radiactiva de la central de Fukushima hubo una pérdida de 300 toneladas de agua? Nadie lo sabe o nadie dice saberlo. ¿Ni la compañía administradora? Ni la compañía administradora.
¿Cómo son los depósitos? Son piezas de una altura de 11 metros y un ancho de 12. ¿Cuánta agua pueden almacenar? Unas 1.000 toneladas (la tercera parte de una piscina olímpica). ¿Cómo están construidos? Con placas de acero “y son ensamblados y sellados en el mismo lugar, con juntas de caucho expandido”. ¿Con qué criterio fueron elegidos? Según Tepco, porque “podían ser entregados y montados rápidamente”. ¿La causa de la fuga puede darse en otros depósitos? Probablemente, ha admitido Aizawa. ¿Más informaciones relevantes? El depósito donde se produjo la fuga “fue instalado inicialmente en otro lugar” y fue desplazado debido a un hundimiento de la losa de cemento (al igual que otros dos depósitos, que tuvieron que ser vaciados como medida de precaución). No se ha establecido una relación causal entre estas operaciones y la fuga de agua radiactiva pero…. ¿Ha ocurrido algo similar en el pasado? Otras cuatro fugas de menor magnitud; posiblemente debido a problemas en las juntas.
¿Y la resistencia de los materiales utilizados en los depósitos a los elementos radiactivos contenidos en el agua? Un portavoz de la corporación declaró: “estos depósitos no solamente estaban preparados para almacenar agua limpia sino también agua contaminada”. ¿De dónde procede el agua contaminada? En parte procede de agua de mar (contiene sal por tanto). ¿Qué ha asegurado Akio Hata, un profesor especialista de asuntos de contaminación? Que el acero utilizado se oxida fácilmente: existen riesgos de perforaciones provocadas por la corrosión.
¿Qué decidió la autoridad de regulación nuclear nipona? Calificar de “grave” el incidente (lo ubicó finalmente en el “nivel 3”, antes en el 1, de la escala internacional de accidentes nucleares que cuenta con siete niveles). ¿La decisión fue tomada antes o después de que Tepco anunciara que el agua fugada había probablemente llegado hasta el vecino Pacífico, “ya contaminado por enormes cantidades de agua radiactiva procedente del subsuelo de la central y la caída de agua de lluvia contaminada, días después del accidente nuclear de marzo de 2011”? Antes. ¿Qué advertencia ha hecho reiteradas veces Hiroshi Miyano, un profesor experto en el diseño de centrales nucleares? Si se produjera otro maremoto o terremoto, habría fugas masivas en estos depósitos. Seguir leyendo Desastres sobre desastres tras la hecatombe atómica de Fukushima

Japón estudia verter al mar agua radiactiva de la central nuclear de Fukushima

Pero no entiendo, por que nos mientes, si ya la están vertiendo desde siempre directamente al océano. Lo que nos deben explicar es por que no logran detener la fisión nuclear de los reactores o es que siempre nos mintieron y no están ni en capacidad ni lo pueden hacer por la magnitud

 

EFE
Las autoridades japonesas insisten en que arrojar agua de la central nuclear de Fukushima con bajos índices radiactivos al mar es una posibilidad que se contempla para solventar el problema de las fugas.
“Sé que he desatado la polémica cuando lo he dicho en otras ocasiones”, explicó el presidente de la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA, por sus siglas en inglés), Shunichi Tanaka. “Sin embargo, quiero dejar claro que no toleraré que se hagan vertidos al Pacífico con niveles por encima de lo que marca la ley”, añadió.
La ley japonesa establece que para que una instalación nuclear pueda desechar un líquido radiactivo al mar, este debe contener menos de 90 becquereles de materia contaminante por litro.
Tanaka explicó que las prioridades para contener las fugas de agua radiactiva en la planta son que el operador traslade el agua contaminada almacenada a “tanques más seguros” y que se instale “cuanto antes” el sistema avanzado de procesamiento de líquidos diseñado por Toshiba.
Ya que se piensa limitar la cantidad de líquido empleado para refrigerar los reactores para así disminuir el volumen de fugas, la idea de TEPCO, operadora de la central, y de las autoridades japonesas es evaporar o arrojar al mar esta agua, en vez de reciclarla y volver a inyectarla en las unidades como antes.

Al principal problema en la central (la acumulación de agua contaminada en los sótanos de los edificios de los reactores, que se cree que causa vertidos de unas 300 toneladas diarias al Pacífico) se sumó en agosto una fuga de agua altamente contaminada localizada en uno de los tanques donde se almacena el refrigerante usado.

Con respecto a la fuga de este tanque y a los altos niveles de radiación detectados este lunes en otros tres depósitos cercanos al mismo, Tanaka insistió en que ha pedido a TEPCO “que traslade el agua de estas cisternas problemáticas lo antes posible y que revise todas las juntas, válvulas”.

Los cuatro tanques forman parte de una serie de 350 depósitos fabricados tras el inicio de la crisis nuclear de la forma más económica y rápida, ya que se empleó resina para unir sus juntas en vez de soldarlas.
Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/104649-japon-fukushima-agua-radiactiva-fugas

Niveles de radiación en Fukushima, los más altos de la historia

Los índices de tritio en el agua de la bahía cerca de la planta nuclear de Fukushima son los más altos en la historia de las mediciones, según un informe de TEPCO, citado por el diario japonés ‘Nikkei’.

Según el informe, las mediaciones detectaron un nivel de 4.700 bequerelios de tritio por litro en una muestra de agua de mar tomada de la bahía.La medición anterior mostró niveles de 3.800 bequerelios por litro.

Según ‘Nikkei’, la concentración de tritio en el agua del puerto ha venido aumentando constantemente desde mayo. (RT)

Asumamos que nuestro destino común esta en manos de muy pocos y detestables eco sidas planetarios..Seguirlos en el juego nuclear es dar por terminada la sostenibilidad de vida planetarias. ya sea con las armas nucleares o las centrales estamos rodeados de una fuerza suficiente para borrarnos varias veces del mapa del Universo

Los niveles de cesio radioactivo en Fukushima son similares a los de 2011.La radioactividad sigue como hace dos años

 

Todo el informe en;http://identidadlra9.blogspot.com.ar/2013/07/los-niveles-de-cesio-radioactivo-en.html

Muere de cáncer Masao Yoshida, director de Fukushima en la crisis nuclear

El director de la central de Fukushima durante la crisis nuclear de 2011 y uno de los “héroes” que permaneció en su puesto tras decretarse la alarma atómica, Masao Yoshida, falleció hoy a los 58 años víctima de un cáncer.
Yoshida, que dejó su cargo como director de la maltrecha planta apenas nueve meses después del accidente para poder recibir tratamiento médico hospitalario contra el cáncer de esófago que padecía, falleció hoy en un hospital de Tokio, detalló la cadena estatal NHK.
El ex director dirigió las operaciones en el interior de la central desde que sonaron las alarmas por el devastador tsunami, cuyas olas de hasta 15 metros paralizaron el 11 de marzo de 2011 los sistemas de refrigeración de los reactores nucleares y desataron la peor crisis atómica desde Chernóbil en 1986.
“El valor y comportamiento ejemplar” de aquellos trabajadores que arriesgaron sus vidas y no abandonaron sus puestos en la central a pesar del peligro y la incertidumbre les valió en 2011 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Seguir leyendo Muere de cáncer Masao Yoshida, director de Fukushima en la crisis nuclear